Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Aula

Con este cuento los niños aprenden de forma implícita, sin que tengas que darles ninguna moraleja, valores como gratitud, equilibrio entre trabajo y diversión, previsión, colaboración, paciencia, admiración, buena alimentación, cuidado y respeto de la naturaleza, etc. 

Y, a través de las actividades complementarias que encuentras aquí y otras muchas que seguro se te ocurrirán,  puedes reforzar los valores que consideres, así como diversos aspectos de aprendizaje y comunicación como son: 

  • El  vínculo, la comunicación, los valores y las emociones. 
  • La motricidad a través de las Rimas con Movimiento® y las actividades de juego y naturaleza.
  • La conexión con el entorno natural, abrir los ojos al mundo y aprender de él. ¡Hasta para aprender matemáticas ayuda la propia naturaleza!
  • El habla, la lectura y la escritura,  incluso si solo lo cuentas por las noches a tus hijos, sin más.
 

A continuación te comparto más ideas por si te apetece ampliar la experiencia en torno al cuento, además de los textos y los vídeos de las Rimas con Movimiento®

Jugar y conectar con la naturaleza

El eje del cuento es el transcurrir de las 4 estaciones en el huerto.  Esto invita a los pequeños a observar y explorar su entorno, con todos los beneficios y aprendizajes que esto aporta. 

El ciclo de las estaciones como tal enseña de forma implícita:

  • Que cada cosa tiene su tiempo, la importancia de tener paciencia y de esperar a que cada fruto madure. 
  • El concepto de sembrar y trabajar para luego cosechar. 
  • Tener confianza en los procesos de la vida. No siempre es primavera pero la primavera siempre vuelve. Esta es una buena metáfora para la vida misma y les queda esa sabiduría a nivel inconsciente para cuando en algún momento, incluso de adultos, les toque vivir situaciones complicadas. 
  • Anima a consumir fruta y verdura de temporada. 
  • A su vez el cuento ofrece diversas ideas de juego, como es columpiarse, construir la casita de los duendes o “viajar en camión (RRR) con gran diversión”. Esto es sumamente necesario en los tiempos actuales donde los niños cada vez juegan menos de forma autónoma y cada vez parecen más aburridos y más enganchados a las pantallas. También los ciclos de la naturaleza en sí mismos pueden servir de inspiración para  actividades y juegos.  

 

A continuación te detallo algunos por estaciones:

  • Buscar piedras
  • Hacer fuego
  • Limpiar hojas secas. 
  • Manualidades (con lana) 
  •  Contar cuentos en las tardes de viento…
  • Observación de las flores, cuántos pétalos tienen, sus colores…
  • Buscar orugas y gusanos, cuidando de no pisarlos ni hacerles daño.. 
  • Sembrar (aunque solo sea perejil en una maceta).
  • Buscar abejas y pájaros.
      • Actividades con agua. 
      • Recolectar frutas y verduras.
      • Preparar conservas.
    • Recolectar y preparar conservas. 
    • Jugar y hacer manualidades con hojas secas.

Mates y más

En el cuento aparecen distintos colores, dimensiones, números y espacios, muy útiles para trabajar en el aula los primeros conceptos matemáticos. 

Podrías preguntar: 

  • ¿Qué colores aparecen en el cuento? ¿Qué más (frutas/ flores/) encuentras de ese color? ¿Qué color tienen otras frutas, flores, hojas…?
  • ¿Qué número aparece en el cuento? ¿Qué otros números hay escondidos en flores y frutas? (Con esto les invitas a observar los números que aparecen en la naturaleza: en pétalos, semillas, patas de animales etc.)
  • También puedes trabajar los tamaños (grande/ pequeño/lleno…) y direcciones (arriba/abajo), a partir de los que aparecen en el cuento. 

Dales más “vida” a los 5 duendes

Anímate a coser los duendes en fieltro, con ayuda de este patrón. Te aseguro que os darán mucho juego. Es una actividad muy sencilla en la que también pueden participar los niños (cosiendo algún detalle, rellenándolos…) 

Podéis jugar a contar el cuento de forma libre, usando los duendes como si fueran títeres. O bien deja que los incorporen a su juego de forma completamente espontánea. 

Si quieres saber qué son y cómo sacarles el máximo provecho haz clic AQUÍ

Igualmente te dejo  algunas recomendaciones: 

  •  Mira el vídeo para aprenderte la letra y los movimientos de memoria y luego poder hacerla cuando aparece en el cuento. 
  • No intentes enseñarles la Rima. Hazla tú con entusiasmo y permite que los niños la aprendan por imitación gracias a tu modelo.
  • Respeta sus tiempos y confía en ellos. Verás como, simplemente de repetirla, cada día les sale mejor, sin presión ni esfuerzo. 
  • Si solo te miran o no las quieren hacer, ni les corrijas ni les insistas para que las hagan. Ten paciencia. 
  • Disfruta del momento compartido.

Rimas del cuento

Aquí te comparto vídeos con los gestos de las Rimas del cuento en el orden en que aparecen.  Algunas son Rimas completas y en otros casos se trata de un extracto o adaptación hecha expresamente para este cuento.  

  • Las primeras dos Rimas puedes hacerlas mientras cuentas el cuento.
  • Hola ola y La abejita son idóneas para la temporada de primavera y verano.

¡(Pero) no todo es trabajo! 

Para arriba y para abajo,

“Zas, zas, zas, plash, plash, plash

Por la nieve se deslizan,  

entre risas,

muy deprisa”. 

«Fis, fis, fis,

chis, chis chis.

El fuego del fogón

calienta un montón. 

“Fis, fis, fis, 

chis, chis chis.

Y Los 5 duendecillos/ amigos

se duermen del tirón”. 

Shhhh

La Abejita

Zen, zen, zen, abejita, ven.

Va de flor en florecita,

trae miel a la casita.

Zen, zen, zen, abejita, ven.

Hola ola

Hola, hola, linda ola, 

Hola, hola, linda flor, 

Hola, hola, caracola,

Hola, hola, ruiseñor. 

Rimas Complemetarias

Puedes usar las Rimas en otros momentos del día, al margen del cuento, algunas las puedes presentar diciendo que son duendes amigos de los cinco protagonistas.  Te doy algunos ejemplos:
 
  • Saludo de vocales es estupendo para arrancar el día tanto en casa como en la escuela. 
  • Rompompóm y de Pic y Puc podrían ser los duendes amigos o primos de los cinco protagonistas. Ambas Rimas ayudan a crear silencio antes de empezar a contar un cuento. 
  • Rompompóm es excelente para aquietar a los niños antes de ir a dormir o antes de leerles el cuento. 
  • Los animalitos buscan casa es estupenda para añadir después del cuento, mostrando los otros habitantes del bosque y aprovechando para ahondar en la fauna. 
  • Pancho, Pincho y Moncho puede acompañar la temporada de invierno.

Saludo de las vocales

¡Ja, ya estoy acá! 

¡Eh, aquí me ves! 

¡Sí, ya estoy aquí!

¡Oh, aquí estoy yo! 

¡Uh, ahí estás tú! 

Versión sentada, de pie y saltando

Pancho, Pincho y Moncho

Pancho, Pincho y Moncho

se ponen su poncho y

¡zas!, ¡zas!, ¡zas!,

por la nieve se deslizan,

                   muy de prisa, muy de prisa.                      

Pancho, Pincho y Moncho

se ponen su poncho y

¡chas!, ¡chas!, ¡chas!, 

por los charcos chapotean,

charlan, chillan, cuchichean.

Rompompom

Estaba el enanito trabajando:

Rompompom, rompompom, rompom, pompom pompom pom.

Rompompom, rompompom,rompom, pompom pompom pom.

Y a la montaña se fue cantando:

Lala la, lala la, lala, lala, lala la.

Aquí una manzana se comió:

Ñamñam ñam, ñamñam ñam, ñamñam ñamñam ñamñam, ñam.

Y riendo bajó:

Jajaja, jajaja, jaja, jaja, jaja ja.

Aquí una sopa se tomó:

Suhhh, suhhh, suhhh (absorber)

Y dormido se quedó:

Sssh, sssh, sssh

Los animalitos buscan casa

Viene una lagartija
y se mete en la rendija.
Viene una babosa
y se mete en su casa perezosa.
Viene una ratita
y se mete en la cuevita.
Viene una rana
y de un salto se mete en la cama.

Ahora todos juntitos, hacen un fueguito:

Fis, fis, fis.
Chis, chis, chis.
El fuego del fogón
calienta un montón.
(bis)

Puedes agregar el final «y los animalitos se duermen del tirón shhhhh»

(Puedes adaptarla haciéndosela al niño de forma pasiva)

Pic y Puc 

En esta roca vive Pic, y en esta roca vive Puc.

Pic y Puc son buenos amigos,

aunque a veces se pelean 

                   y otras veces se acarician.                       

Otras veces corretean:

Pic persigue a Puc

y Puc persigue a Pic.

Pero lo que más les gusta

es coger sus martillitos:

y… tiqui-taca, tiqui-taca,

en la piedra, en la roca,

con martillos y con brocas

trabajan los enanitos

rápido, rápido y despacito.

Y cuando los queremos ver…

¡zas!, ya se han ido a esconder.

Aprende más

Te invito a pasear por mi página web donde encontrarás múltiples recursos, encontrarás más Rimas con Movimiento® información sobre su uso y aplicaciones así como más Cuentos y estrategias para sacarles todo el jugo. También tienes disponibles mis cursos y talleres especializados para potenciar el aprendizaje, el habla y el desarrollo de los niños.

Soy Tamara Chubarovsky Pedagoga Waldorf especialista en lenguaje y desarrollo infantil. Autora de tres libros y este cuento infantil. Creadora de las Rimas con Movimiento® y de Thono® (Terapia Holística del nombre), así como del uso del cuento como herramienta pedagógica. A través de distintas vías ayudo a los adultos a tomar conciencia de lo que realmente necesitan los niños para vivir una infancia plena y desarrollarse bella y sanamente.

 

Un gran abrazo.