Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Aula

Cómo hacer una mesa de estación de verano

Acaba de comenzar el verano (el invierno si vives en el hemisferio sur) y toca actualizar la mesa de estación.

La mesa de estación nos ayuda a mantener la conexión con la naturaleza. Esta conexión es básica en los niños, para que tengan un desarrollo sano y armónico.

Se trata de llevar una parte de la naturaleza que nos rodea, tal y como está en ese momento, a un rincón de nuestras escuelas o casas.

Es algo que encontrarás en todas las escuelas Waldorf y que te animo a incorporar a vuestras costumbres.

Ideas para los meses de verano

El verano, a diferencia de otras estaciones, ocupa poco espacio en el calendario escolar. Los meses de julio y agosto (en España) son meses de vacaciones.

En junio ya podemos hacer un guiño al verano, dedicando el mes al cierre escolar que coincide con el solsticio y con la fiesta de San Juan. Los tres elementos tienen aspectos en común que podemos fusionar: fiesta, alegría y celebración.

Es habitual tomar contacto con el agua, preparar bailecillos, música, excursiones al aire libre o fiestas con alumnos y padres. Así que puedes reflejar todo esto la mesa de estación, que también puede tener elementos festivos (como guirnaldas).

En julio y agosto podrías usar una tela de base amarilla, con algún elemento de azul para simbolizar el agua y conchas, caracolas y/o piedras.

O incluir ramos de pasto seco, que es algo muy típico del verano (al menos donde yo vivo. Ten en cuenta que la gracia de la mesa de estación es que se adapte a cómo es la naturaleza y actividades de tu entorno en ese momento.)

Y, como el verano es época de muchas romerías y fiestas populares (La virgen del Carmen, la fiesta de la Pachamama, Lughnasadh…) también podrías incluir esos elementos en la mesa.

Para la vuelta al cole, en septiembre, durante una semana podemos pedir a los niños que traigan sus caracolas y otros elementos que hayan encontrado en vacaciones, como transición del verano a lo más escolar. O bien puedes arrancar directamente con la cosecha, como prefieras y sientas que encaja más.

  • Julio (y finales de junio): amarillo oro y amarillo limón
  • Agosto: amarillo oro
  • Septiembre: amarillo, pardo, ocre, naranja (transición del verano al otoño)

Si estás en el hemisferio sur te interesará cómo hacer la mesa de estación de invierno.

Por supuesto, que todas estas indicaciones no son estrictas sino orientativas. Observa tu propia naturaleza, tu propio entorno y haz los ajustes e innovaciones que consideres.

La mesa es algo vivo, lúdico y participativo.

Fotos de otras mesas de estación de verano

Paletas de colores veraniegos

En Google encuentras miles de paletas, te estas dos, a modo de inspiración.

Colores de mar y playa
Colores de pastos secos

Únete a nuestra newsletter

Si quieres recibir inspiración por email sobre educación, crianza, lenguaje, comunicación y conexión con tu propia voz, únete a la newsletter que ya leen más de 68.000 personas de todo el mundo.

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Sobre la autora
Tamara Chubarovsky

Soy creadora de las Rimas con Movimiento® y de Thono® (terapia holística del nombre), así como del uso del cuento como herramienta pedagógica.

Entradas recientes
Sígueme en